martes, 10 de enero de 2012

Mi fascinación por las Moleskine

Mi fascinación por los cuadernos de pasta gruesa y de preferencia con hojas de dibujo o llanas, empezó luego de que empecé a escribir un diario. 
Comencé a mis 11 años, cuando mi mamá me envió a estudiar por 4 meses (los meses que daban de vacaciones en la escuela allá por 1993) a NY y debo confesar que sí, tenía esos diarios de candadito rosado que se podían abrir con una vincha o si rompías el candado con un martillazo. 

Yvette, una de mis primas, viendo mi constancia al escribirlo, me compró uno y, desde ese día, en el transcurso de algunos años me enviaba uno nuevo; cada uno con diferentes diseños de pastas 
Mi preferido fue uno de gamuza negra, con un dragón rojo; sus hojas también eran negras y había que escribir con un marcador blanco. 

Hace unos años atrás, James, al saber que estaba en busca de uno nuevo, me hizo un regalo: una Moleskine de pasta roja y hojas blancas. Fue amor a primera vista y amé las Moleskine.

Y para la Navidad de este año que acaba de pasar, he recibido dos más :D
Adrián me regaló la Agenda de la edición limitada de Moleskine Pac-Man y José me regaló la pocket de la edición limitada de Moleskine Star Wars

¡Soy feliz!
¿No les parecen divinas? :D

3 comentarios:

  1. La de star wars es la mas chevere, lastima que las pedi mal y eran las pockets :(

    ResponderEliminar