martes, 15 de noviembre de 2011

Perú - El desierto (Roadtrip)

Recordaba que en mi primer viaje a Lima, era la única que no podía dormir; contemplaba por la ventana el cielo estrellado, luna llena y un interminable desierto, mezclados con una serie de gritos y un poco de suspenso de la película que en ese momento estaban proyectando en el bus: SAW I (no sé a quién le dieron la tarea de escoger la película). Y por supuesto iba quejándome de lo mal que la estaba pasando.

En este segundo viaje pude contemplar la belleza de un desierto desde un azul amanecer hasta un ocaso anaranjado.
Nos detuvimos varios instantes a contemplar lo que habría dicho: "la nada", pero en esa "nada" había un paisaje espectacular. La brisa que corría, los pequeños remolinos de viento, un poco de arena golpeándonos, y la ironía estar en un desierto y morir de frío. 
Creo que ese momento fue mi mejor terapia para desahogar todo estrés.

¿Les dije que amo los ocasos? Vi los 4 mejores atardeceres del año. 
Panorama Carretera
Panorama Carretera
Y esa soy yo, en mi clásica e infaltable foto saltando

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada