jueves, 11 de febrero de 2010

¡Cuidado con los carteristas! Cuide sus pertenencias (CASO 1)

Esa es la frase que se lee en casi todos los establecimientos comerciales, bares y restaurantes.  Ya me habían advertido que esté siempre pendiente de mis pertenencias; de hecho, siempre he sido un poco paranoica con eso después de escuchar tantas historias sobre asaltos y robos. Generalmente salgo con lo justo y necesario: llaves, documentos, algo de efectivo, mi celu y migradorixinas.

Caso 1: DANIELA. El día de su cumpleaños salimos a desayunar y luego a hacer compras. Entramos a Pull and Bear donde compró unas blusas, vi cuando las pagó y cuando metió su billetera dentro de la cartera y la cerró. Luego caminamos toda la calle Fuencarral para llegar a Gran Vía, entramos a Lefties donde compró dos blusas más y cuando se dispuso a pagarlas, su cartera –misma que cargó en todo momento- estaba completamente abierta sin la billetera y sin el estuche de los lentes. Afortunadamente sus documentos más importantes estaban en otro compartimento de la cartera y lo único que perdió fue el efectivo y un carnét de sanidad.
Cuando fuimos a hablarle al tipo encargado nos dijo: “No te preocupes que luego aparecen los documentos en alguna prenda, los carteristas sólo se llevan el dinero. Así que si se te robaron los documentos pásate el lunes que ya los hemos de encontrar

¡O SEA! 

Hace unos días hablé con ella, y me contó que se había encontrado €20 en la calle... jaja bueno, de poco en poco recuperará esos €50.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada