viernes, 18 de diciembre de 2009

La primera noche en Madrid

El teléfono de Paco, mi primo, no dejaba de sonar, era mi mamá preocupada. ¡Obvio! Habían pasado tres horas desde la hora que debí haber llegado y llamado para confirmar que todo estaba bien, pero no encontrábamos la calle del –como le dicen acá a los edificios- piso. Yo, me moría de hambre y con mi cansancio estaba a punto de perder la paciencia, y la pérdida de paciencia lo único que podía darme era una fuerte migraña, así que me dediqué a ver la ciudad.


Llegué a Madrid exactamente a las 18:25, pero no fue sino hasta las 21:30 que llegué al piso, en la calle Manuela Malasaña. No tenía idea de cómo sería, mi única referencia era la de Google Earth, pero prácticamente era nada.
Toqué el timbre, 3 Izquierdo y nadie contestaba, supuse que las personas que me esperaban se habían cansado de esperarme y se habían ido. Llamé a la casera, Esther, y me dijo: “Unos chicos muy simpáticos irán a abrirte la puerta en un rato, y te entregarán las llaves, los he llamado y están camino al piso


Tenía entendido que mis roomates serían una francesa, una alemana y una italiana, pero ¿unos chicos simpáticos me iban a abrir la puerta y darme mis llaves?? Ok, yo espero! Jaja


Unos minutos después llegaron Derek (24) y Chris (21), dos norteamericanos de California y Massachussets respectivamente, con quienes voy a compartir el departamento. No había ni una alemana, italiana o francesa. De hecho Esther tenía mucha razón, son bastante simpáticos.  Sin dudarlo dos veces, me ayudaron con las maletas. Me dirigí en busca del ascensor, pues era un tercer piso… nunca encontré el ascensor, resulta que el piso no tiene. No hubiera querido imaginar verme subir sola, después de 11 horas de vuelo y 3 de pérdida en la ciudad, 2 maletas de 20 kilos cada una + un bolso de 10 kilos y la cartera.


Me dirigieron al dormitorio que me tocaba estar y muy gentilmente me dijeron que cocinarían algo para mí. Mi cara se iluminó, pues MORÍA de hambre y no tenía idea de dónde ir a comer. Mientras ellos cocinaban me dediqué a desempacar y dejar todo listo y ordenado.









Derek (o como le dicen los españoles: Dário) y Chris (Cristóbal)


Puerta con seguridad. Clave: ****


2 comentarios:

  1. ESTAS METIENDO CARPETA CON "LOS SIMPATICOS"? HAHAHA

    ResponderEliminar
  2. y QUES QUE!! no, no estoy metiendo carpeta jajajajaja

    ResponderEliminar